Dolor de rodilla: diagnóstico, tratamientos y todo lo necesario para tu recuperación

Contenido del post

El dolor de rodilla es una de las molestias más frecuente en las personas.

Como especialista en ortopedia y traumatología, he visto muchos de estos casos en consulta y sé, de igual manera, las diferentes preguntas que puedan pasar por tu mente como paciente.

Por eso, he decidido crear esta publicación en donde voy a compartirte todo lo que necesitas saber sobre el dolor en las rodillas, así como sus causas, posibles tratamientos y los riesgos de no acudir con un especialista en rodillas.

Espero puedas sacarle el máximo provecho a este post y avances hacia una decisión que te permita recuperarte.

Acerca del dolor de rodilla

Causas dolor de rodilla

El dolor de rodilla es uno de los síntomas más comunes en la actualidad.

Puede aparecer en cualquier momento: después de un trauma, como lo podría ser una fractura o un esguince.  En otros casos, puede aparecer gradualmente y suelen tener una causa mecánica o inflamatoria.

El dolor de rodilla no distingue edades ni perfiles; como puedes ser un deportista de alto rendimiento, un adulto de la tercera edad o sencillamente un día despertaste con esta molestia.

Este padecimiento tiende a empezar como una pequeña incomodidad que, de no tratarse, se convertirá en algo peor.

¿Cuál es la causa del dolor de rodilla?

Muchas personas experimentan dolor en las rodillas después de alguna lesión, golpe o accidente. En ese sentido, también se tiene la creencia de que será cuestión de tiempo para que el dolor desaparezca aunque esto no siempre es acertado.

A continuación voy a compartirte las causas del dolor de rodilla dividas en tres categorías:

Dolor de rodilla a causa de un traumatismo

Este tipo de molestia puede estar ligada a las siguientes causas:

Dolor en las rodillas por condiciones musculoesqueléticas

Este tipo de afecciones podrían ser provocadas por las siguientes lesiones:

  • La osteoartritis de la rodilla es la causa más común de dolor en la rodilla.
  • La degeneración de los meniscos (desgaste relacionado con la edad) se ve favorecida por traumas repetidos o anormalidades en la estática de las piernas.
  • Las fracturas espontáneas existen sobre todo en atletas y personas que llevan a cabo actividades físicas que proporcionan esfuerzos intensos y repetitivos, o sobreentrenamiento (caminatas largas, saltos múltiples, etc.)
  • La bursitis, que se presenta en una inflamación de la llamada bolsa prepatelar, ubicada en la parte delantera de la rodilla. Esto se vuelve doloroso e hinchado. Esta condición a menudo se ve en personas que trabajan de rodillas.
  • La bursitis también puede desarrollarse en la bolsa poplítea, ubicada detrás de la rodilla, haciendo que aparezca un quiste (quiste de la fosa poplítea).
  • El dolor de cadera también puede afectar la rodilla (por ejemplo, con osteoartritis de la cadera).

Dolor de rodilla por origen inflamatorio

Las enfermedades inflamatorias a veces causan dolor en las rodillas, como lo pueden ser:

  • Artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico, reumatismo asociado con psoriasis, espondilitis anquilosante.
  • El llamado reumatismo “microcristalino” (relacionado con la acumulación de pequeños cristales en las articulaciones) también causa dolor en rodillas.
  • La gota se caracteriza por la formación de cristales de ácido úrico en el líquido articular.  Este fenómeno está relacionado con un aumento en el nivel de ácido úrico en la sangre, que ya no se excreta normalmente en la orina debido a ciertas condiciones.

Por su parte, la tendinitis de rodilla puede afectar:

  • El tendón rotuliano, que se extiende desde la parte inferior de la rótula hasta la tibia,
  • El tendón del cuádriceps (que conecta el músculo cuádriceps del muslo con la parte superior de la rótula).
  • La artritis infecciosa (causada por bacterias en la articulación), o la osteoartritis (infección de la articulación y el hueso circundante), a veces explica la gonalgia.
  • En raras ocasiones, se deben a un tumor benigno o cáncer, que puede afectar los diversos componentes de la articulación (hueso, cartílago, etc.)

¿Quién corre el riesgo de padecer dolor de rodilla?

Dolor de rodilla

El dolor de rodilla suele aparecer en personas con sobrepeso u obesidad.

Por cada kilo de sobrepeso, la rodilla debe absorber una cierta cantidad de presión adicional de kilogramos cuando se camina, se corre o se sube escaleras.

Otros factores que aumentan su riesgo de dolor crónico de rodilla incluyen factores como la edad, lesiones o traumas anteriores y actividad atlética o ejercicio físico.

Cuando este tipo de molestia aparece es de suma importancia recibir un diagnóstico adecuado por parte de un especialista en rodilla.

¿Cuándo necesito acudir con un ortopedista?

Especialista en dolor de rodilla 1

Todos tienen un umbral de dolor diferente, por lo que cada caso es distinto.

Si tiene una lesión y tu rodilla se hincha, necesita ver a un ortopedista.

Incluso, si la hinchazón desaparece, necesitas que te examinen la rodilla; es posible que haya una lesión dentro de la articulación. 

Si tiene dolor de artritis y los días malos superan a los buenos, este es otro motivo para visitar a un especialista en dolor de rodilla.

Como lo mencioné anteriormente, acceder a un diagnóstico oportuno te dará la oportunidad de una mejor recuperación.

El tiempo es un factor importante; no se trata de esperar hasta que el dolor de rodilla ha empeorado.

Tratamientos para el dolor de rodilla

Los tratamientos para el dolor de rodilla varían dependiendo cada tipo de lesión y pueden incluir lo siguiente:

Uso de medicamentos

Tu ortopedista podrá recetar medicamentos para aliviar el dolor de rodilla y para tratar enfermedades asociadas, como bien podría ser la artritis reumatoide o la gota.

Fisioterapia

La fisioterapia podrá ser una alternativa ya que se enfocará en fortalecer los músculos alrededor de la rodilla, lo que le permite ser más estable. Esto dependerá de la afección específica que cause el dolor.

Infiltraciones para el dolor de rodilla

En ciertos casos, las infiltraciones para el dolor de rodilla podrás ser una alternativa, como lo podrán ser:

  • Corticoesteroides.
  • Ácido hialurónico. 
  • Plasma rico en plaquetas (PRP). 

Cirugía

La cirugía también podría ser una posibilidad siempre que el tipo de lesión lo amerite.  Este tipo de procedimientos podrían incluir los siguientes:

Es muy importante informarse correctamente antes de optar por un procedimiento quirúrgico. 

En ese tenor, siempre tendrás toda la facultad de hacer preguntas y de tomar una decisión con plena confianza de que te encuentras en manos de un cirujano ortopedista calificado.

Recupérate del dolor de rodilla

Como te mencioné al principio, es de suma importancia acudir a consulta con un especialista en ortopedia y traumatología.

Si te encuentres en Ciudad de México o Estado de México, puedes visitar mi consultorio en el Hospital Ángeles en Interlomas. Podrás acceder a mi calendario de consultas.

En caso contrario, espero que esta información te sea de mucha ayuda para así dar un paso firme hacia una pronta recuperación.

Urgencias Dr. Jorge Fishleder:

Hospital Ángeles Lomas Vialidad de la Barranca 22 (Interlomas) Consultorio 55, s/ número col. Valle de las Palmas, 52763 Naucalpan.

Ponte en contacto conmigo fácilmente. 

Favicon Dr Fishleder

¿Te gustó el contenido?

Compártelo en las redes sociales

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Formulario de descarga:

Formulario de descarga:

folleto de consulta en línea