El ABC de la rotura de meniscos desde el diagnóstico hasta la recuperación

Contenido del post

La rotura de meniscos puede aparecer por diferentes razones, como lo puede ser el paso de los años o por algunas actividades físicas.

Además, permite hacer movimientos de flexión, extensión y rotación.

La articulación de la rodilla es una de las más importantes del cuerpo. 

Cuando estamos parados y la rodilla está extendida, soporta todo el peso del cuerpo.

En este artículo te cuento algunos detalles sobre la rotura de meniscos y te brindo alternativas para que puedas tratarla, recuperarte y retomar tus actividades cotidianas.

Causas de la rotura de meniscos

Cada una de las rodillas tiene dos meniscos, que son piezas de cartílago en forma de C que sirven y actúan como amortiguadores entre la tibia y el fémur.

La rotura de meniscos puede generarse por dos causas principales:

Traumática

Ocurre cuando realizas un movimiento de rotación con la rodilla flexionada.

Es una lesión frecuentemente en deportistas que, por ejemplo, participan en deportes de contacto, como el fútbol, o en actividades que implican pivotar, como el tenis o el básquet.

Pero también puede suceder al arrodillarte o  ponerte en cuclillas o levantar algo pesado.

Desgaste

Dentro de esta causa entran factores como el paso de los años y la obesidad que facilitan la rotura de meniscos.

Cualquiera que sea el motivo de la rotura, el padecimiento y el dolor suele ser muy molesto.

Es importante que sea diagnosticado y tratado a tiempo por los profesionales de la salud para ayudarte a retomar tus actividades cotidianas lo más rápido posible.

Síntomas de rotura de meniscos

Estos son algunos de los síntomas de rotura de meniscos que no debes de pasar por alto:

  • Sensación de que la rodilla se traba: sensación de un “crack” al pasar de flexión a extensión que es un sonido muy característico que indica que algo no está bien.
  • Hinchazón o rigidez de la rodilla.
  • Dolor al mover la rodilla.
  • Dificultad para extender la rodilla completamente.

En cualquiera de estas ocasiones, es importante que te pongas en contacto con un traumatólogo especializado en rodilla que evalúe el tipo de lesión, tus antecedentes clínicos y te indique cuáles son los pasos a seguir para reparar el menisco o para remodelarlo y recuperar esa forma de C característica que le permita volver a funcionar como amortiguador entre la tibia y el fémur.

Diagnóstico de rotura de meniscos

El diagnóstico de rotura de meniscos puede realizarse durante un simple examen físico. 

El médico moverá tu pierna, tu rodilla, observará como caminas y realizara especificas para revisar los meniscos

Luego de estas pruebas, si existe la sospecha de rotura, se realizara dos exámenes para confirmar la ruptura. 

Estos estudios son la radiografía y la resonancia magnética.

La primera, no mostrará la rotura del menisco, pero permitirá descartar otros problemas en la rodilla que causen síntomas similares.

La segunda, utilizará ondas de radio y un potente campo magnético para generar imágenes súper detalladas en las que se podrá realizar el diagnóstico de ruptura del menisco. 

La resonancia magnética es el estudio más adecuado para detectar este tipo de padecimiento.

Tratamientos para la rotura de meniscos

Dependiendo del tipo de lesión y de su tamaño, el médico evaluará que tratamiento para la rotura de meniscos conveniente avanzar.

Como en la mayoría de las lesiones, existen dos tipos de tratamiento: los que son conservadores y la cirugía.

Dentro de las terapias conservadoras están las siguientes opciones:

Reposo

Evitar actividades que impliquen forzar la rodilla o que agraven el dolor.

También se pueden utilizar muletas para aliviar la presión en la rodilla.

Aplicación de frío

Con la rodilla elevada se puede aplicar frío durante 15 minutos varias veces al día para favorecer la disminución de la hinchazón y del dolor.

Medicamentos

Analgésicos y Antiinflamatorios de venta libre que contribuyen a aliviar el dolor y la inflamación.

Fisioterapia

Ayuda a fortalecer los músculos que rodean la rodilla y la musculatura de las piernas para estabilizar y sostener la articulación de la rodilla.

Si, luego de aplicar los tratamientos conservadores, la rodilla no mejora o si la misma se bloquea, el médico puede recomendarte avanzar con la cirugía de meniscos.

En el próximo apartado te explico con más detalles de que se trata la intervención para que tomes la decisión confiado y te reintegres rápidamente a tus actividades cotidianas.

Menisectomía por artroscopia  

La menisectomía por artroscopia (también conocida como cirugía de meniscos por artroscopía) se trata simplemente de un procedimiento en el que se realiza unas pequeñas incisiones (2) en tu rodilla para insertar una cámara.

De esta manera el médico puede obtener una imagen completa de la articulación de la rodilla para, en primer lugar, observar y estudiar la lesión y, en segundo lugar, reparar la rotura del menisco.

Beneficios de la cirugía de meniscos

Este tipo de operación cuenta con muchos beneficios:

  • Reduce el tiempo de recuperación: como las incisiones que se realizan son mínimas, el tiempo de cicatrización es mucho más rápido y estético que en una cirugía abierta.
  • Menor estancia hospitalaria: gracias a que el sangrado y los tejidos afectados son mínimos, el paciente puede volver a casa el día siguiente.
  • Reducción de complicaciones: se minimizan las posibilidades de formación de coágulos, hemorragias o infección.
  •  Mejor resultado estético.
  •  Recuperación de la movilidad de la articulación.

Avanzar con la operación

Actualmente la menisectomía por artroscopia es una alternativa segura y confiable para mejorar tu condición y eliminar por completo el dolor y la molestia. 

Te recomiendo que un traumatólogo especializado en rotura de meniscos que cuente con trayectoria y experiencia en este campo, que te explique en forma detallada el paso a paso de tu tratamiento desde la primera consulta hasta la cirugía.

Es importante que te acompañe durante el postoperatorio y que cuente con tecnología de punta para llevar adelante este tipo de intervención. 

En caso de requerirlo, puedes coordinar conmigo una consulta presencial u online para orientarte de la mejor forma hacia tu recuperación.

Te aseguro que, luego de la operación y la rehabilitación, podrás retomar con éxito y sin dolor tu rutina diaria.

¡Mucho ánimo!

Urgencias Dr. Jorge Fishleder:

Hospital Ángeles Lomas Vialidad de la Barranca 22 (Interlomas) Consultorio 55, s/ número col. Valle de las Palmas, 52763 Naucalpan.

Ponte en contacto conmigo fácilmente. 

  • Hospital Ángeles Lomas, Vialidad de la Barranca 22 (interlomas) Consultorio 55, s/ número col. Valle de las palmas, 52763 Naucalpan
  • Lunes a viernes de 10am a 2pm y 4pm a 8pm
Favicon Dr Fishleder

¿Te gustó el contenido?

Compártelo en las redes sociales

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Formulario de descarga:

Formulario de descarga:

folleto de consulta en línea